El futuro de los peritos de seguro

El futuro de los peritos de seguro

Estos últimos días se está hablando, y mucho, acerca del futuro que le depara al colectivo de Peritos tasadores de seguros a corto-medio plazo. Muchas son las voces “catastrofistas” sobre el mismo, pero esto no es nuevo, ni es la primera vez que se habla y se pone en tela de juicio, como tampoco que se debate y cuestiona en sentido negativo el devenir de unos profesionales sujetos a una presión y estrés brutal. Lacerante, diría yo.

Hace más de 30 años ya escuchaba en primera persona en boca de profesionales del sector de reconocida reputación y prestigio presagios pesimistas sobre la fecha de caducidad de ésta estupenda y apasionante profesión. Se esquivaron, afortunadamente, es sus predicciones. Los Peritos tasadores de seguros siguen subsistiendo y existiendo hoy en día.

Reconozco que el nivel de formación, preparación, conocimientos y experiencia han menguado con el paso del tiempo alcanzando estatus de mediocridad general (siempre hay excepciones, claro está), pero no es obstáculo para la extinción de la profesión.

Pero la aparición de la pandemia Covid-19 ha supuesto para este colectivo -como para otros muchos- un “mazazo” muy importante, de forma especial para los especializados en la rama de autos (VA), que no tanto para los de riesgos diversos (IRD), hasta el punto de que sea la mismísima asociación del colectivo APCAS, quien lo haya reconocido públicamente.

No soy pitonisa, ni vidente, pero, me temo mucho que, si se repite un confinamiento dilatado en el tiempo por nuevos brotes como todo apunta a que tendrá lugar, sacudirá con fuerza a esta profesión en especial; profesión a la cual he dedicado gran parte de mi dilatada actividad profesional. Las consecuencias para el colectivo pueden ser devastadoras, aunque, en mi opinión, no tiene porqué ser motivo de un punto final de la actividad.

Debemos de permanecer unidos, sacar nuestras fortalezas que son muchas y no perder las esperanzas. Sabemos a lo que nos enfrentamos y está en nuestro ADN superar los obstáculos por difíciles que sean. Podemos salir de esta y lo conseguiremos; estoy convencido de ello, y lo lograremos con fortaleza mental, paciencia, constancia y tenacidad. Unidos siempre.

Fdo: Lluís Guàrdia i Amella.

Comparte este artículo: